Miércoles, 05 Mayo 2021 20:53

El Municipio realiza más de 20 infracciones semanales a los que violan las restricciones

La mayoría de los incumplimientos tiene que ver con no respetar horario de cierre de comercios, apertura de locales gastronómicos con mesas en el interior y la realización de fiestas clandestinas.

El Municipio de Pilar realiza en promedio más de 20 infracciones semanales a personas, comercios y empresas que incumplen las medidas para evitar la propagación del coronavirus.

 

Los castigos, que puedan alcanzar penas de hasta 4 millones 300 mil pesos, se canalizan por medio de los dos Juzgados de Faltas con los que cuenta Pilar, donde van las actas que labran desde el Cuerpo de Inspectores de la Comuna.

 

Los Juzgados, uno a cargo de Sebastián Zamarripa y otro en manos de Virginia Short, trabajan de modo alternado, según se trate de día par o impar.

 

“Estoy recibiendo 5 denuncias diarias en promedio. Por semana unas 20. Actualmente la mayor infracción que se denuncia es la de no respetar el horario de cierre de locales. Pero también hay fiestas clandestinas, denuncias de casos positivos de covid en empresas o supermercados que no se informan a la Comuna, como lo establecen los protocolos”, detalló Short, del Juzgado 2, en diálogo con Pilar de Todos.

 

“Las multas que estamos aplicando van de 30 mil a 1 millón de pesos, pero actualmente tengo una fiesta clandestina que fue denunciada, donde aún no se determinó el castigo, pero será mayor. Y estamos analizando qué multas se aplican a los concurrentes, ya que no solo se infracciona a los organizadores”, agregó Short.

 

Al mismo tiempo, Zamarripa, titular del Juzgado de Faltas 1 de Pilar, expuso que el también recibe la misma cantidad de actas de infracción por semana, una veintena, lo que se traduce en unas 160 mensuales entre ambas oficinas.

 

“Me están ingresando unas 20 actas de infracción semanales, desde que arrancaron las medidas de restricción desde el año pasado. Hace un mes ingresaban más casos de fiestas clandestinas, y ahora están más relacionadas con el horario de cierre de los locales”, explicó Zamarripa a este diario digital.

 

“El circuito comienza con el Cuerpo de Inspectores que labran las actas, y en algunos casos efectúan clausuras. El infractor realiza el descargo y, en el caso que corresponda, se aplican multas que están en un promedio de 170 mil pesos. Pero hay casos en donde las multas son más grandes. Por ejemplo, en una fiesta clandestina de Manzanares apliqué una  multa de 1 millón 600 mil pesos,  ya que había muchas personas, unas 600, y el riesgo epidemiológico que implican es mucho mayor al de un persona que festeja su cumpleaños”, cerró Zamarripa.

No Internet Connection