El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 29 Junio 2020 22:46

Achával sobre la cuarentena: “El esfuerzo de la sociedad vale la pena, estamos salvando vidas”

El intendente destacó que las distintas fases de aislamiento que se dispusieron sirvieron para aplanar la curva de contagios y darle tiempo al sistema de salud para ampliar su capacidad. Le pidió a la sociedad que afronte la nueva etapa “con mucha responsabilidad”.

El intendente Federico Achával destacó los niveles de acatamiento de la cuarentena en Pilar, tras más de 100 días de iniciada la crisis sanitaria por el coronavirus.

 

Achával, en una entrevista que mantuvo con medios locales, entre ellos Pilar de Todos, sostuvo que los distintos períodos de aislamiento sirvieron no solo para aplanar la curva de contagios (Pilar es una de las comunas del conurbano con menor incidencia de contagios por habitantes), sino también para ampliar la capacidad del sistema público de salud.

 

-¿Qué balance hacen de estos más de 100 días de pandemia y qué ven hacia adelante con la nueva cuarentena?-, consultó este portal al jefe comunal.

-Lo primero que hay que remarcar es el esfuerzo que ha hecho toda la comunidad en su conjunto para lograr el objetivo de aplanar la curva (de contagios). Y vale la pena resaltarlo, porque en general tuvimos un acatamiento muy alto en las distintas fases del aislamiento, un respeto muy importante por parte de la comunidad. Me acuerdo los primeros días donde teníamos que organizar que los pibes no vayan a la escuela, el trabajo para acompañar a los adultos mayores para que se queden en sus hogares; con medidas como la vacunación casa por casa, y acompañamiento alimentario. Pero ese esfuerzo también lo hizo la sociedad, una gran cantidad de comerciantes respetó, hizo el esfuerzo de tener la persiana baja. Vimos cómo la gente cumplía con el tapa bocas, con el distanciamiento, que los mismos locales de proximidad atendían en puerta. Ese esfuerzo entre todos significó salvar vidas. No es una cuestión numérica o planillas, es una cuestión de menos contagios, eso significa menos complicaciones y en definitiva gente que no se enfermó y por ende no estamos lamentando más fallecimientos de los que lamentablemente tuvimos. El esfuerzo valió la pena, y también vale la pena de cara a lo que se viene.



-¿No se les hace difícil a veces el mostrar cosas que afortunadamente no ocurrieron, como que menos gente se enferme?

-La gente es consciente del esfuerzo que se está haciendo, porque lo vive, realmente está en su casa y decide no salir. O un comerciante, un peluquero, que decide no abrir su comercio porque implica un riesgo para su comunidad. Y aunque cueste entenderlo, Pilar al principio (de la pandemia) era uno de los municipios que tenía mayor índice de riesgo por la cantidad de gente que había viajado al exterior. Nosotros tomamos un montón de recaudos. Y ahora eso se ve en que somos uno de los municipios con menos contagios cada 100 mil habitantes. Y eso es producto de un esfuerzo que hicimos como sociedad. Nos toca tener la tranquilidad del esfuerzo que uno hace, que es ni más ni menos que garantizar derechos, en este caso el derecho a la vida, y en otros casos el derecho a la salud y a la alimentación. Un enfermero de un geriátrico, por ejemplo, sabe del esfuerzo del Estado, pero él también lo hace al tomarse la fiebre antes de entrar a trabajar. Ese esfuerzo nosotros lo agradecemos, porque todas las medidas que tomamos sirven si realmente hay una comunidad consiente de por qué vale la pena esforzarse.

 

-¿No deberían hacerse más testeos?

-Somos uno de los municipios que más testeos hace, y tomamos una posición súper activa ante cada caso. Por eso actuamos rápidamente en los vínculos estrechos, seguimos los protocolos, aislamos, en caso de ser necesario hisopamos. Hemos firmado un convenio con la UBA para tener 50 testeos diarios en 24 horas para los casos de urgencia. Dispusimos en el KM 46 de la Panamericana un centro por el cual hicimos testeos para todo el personal de la salud, lo mismo hicimos con todo el personal de geriátricos. Somos uno de los municipios que ha avanzado rápidamente en la detección de los casos. Hay protocolos que tienen una razón de ser, y muchas veces cuando a uno le piden un testeo, si no tiene los síntomas o no pasó determinado tiempo, puede dar un falso negativo y se genera el efecto contrario. Nos pasamos horas hablando con epidemiólogos de la provincia, de nación, con los que contactamos nosotros para tener otras miradas. Queremos llevarle la tranquilidad al pueblo de Pilar respecto a que todos los esfuerzo que podemos hacer, los hacemos, ya sean económicos y humanos en favor de resolver un tema. En Villa Verde fuimos a hisopar a una familia un viernes a la una de la mañana, simplemente para llevarse tranquilidad a ese grupo familiar y al barrio, cuando el protocolo era aislamiento. Lo mismo en el geriátrico Santa Rita, con una paciente que no tenía necesariamente síntomas de COVID y hubiera retornado al hogar (luego de estar internada en el Sanguinetti por una infección urinaria). Le hicimos un PCR antes de darle el alta (prueba que dio positivo), lo que evitó que las otras 140 personas se puedan contagiar. Cada medida que tomamos la hacemos primero sabiendo del esfuerzo que está haciendo la gente, para nosotros es impresionante, realmente. Y se adecuó a cada una de las etapas que tuvo la pandemia. También desde el Municipio hemos sido coherentes con eso. Cuando empezamos presentamos un plan de emergencia COVID-19, dentro de ese plan estaba el Hospital de Presidente Derqui. Sabíamos que era un esfuerzo de trabajo día y noche, y llega (la inauguración) en donde la circulación del virus es mayor, los contagios son mayores, y también la ocupación de las camas, no solo producto del COVID, sino también de otras patologías. Hoy tenemos la tranquilidad de que podemos usar ese hospital. Eso es planificación, pensamiento de gestión.

 

-¿Todos los objetivos que se trazaron en el plan para atacar la pandemia los alcanzaron?

-Venimos trabajando seriamente y cumpliendo con esos objetivos. Ahora, creo que es muy importante comprender que el esfuerzo no es del Municipio, sino compartido en un 100%. Una persona al cerrar su comercio, hace que otro no vaya a comprar y eso desalienta la circulación y por ende menos circulación de virus. Y eso hace que la situación general del distrito sea que al menos al día de hoy hayamos podido dar tratamiento médico a aquellos que se han contagiado de COVID, aunque tuvimos que lamentar 9 fallecimientos.

 

-¿Qué nivel de ocupación de camas tienen?

-Viene incrementándose, particularmente lo que tiene que ver con internaciones en el Hospital Sanguinetti. No solo producto del aumento de COVID, sino también producto de las dificultades respiratorias que en estas épocas del año son muy habituales. Por eso es que era necesario terminar el Hospital de Derqui. Y acá hay que marcar que también el Hospital Solidario del Austral nos está sirviendo para descomprimir el Sanguinetti. También están funcionando bien el Centro de Diagnóstico de Tratado del Pilar y el del KM 46, para que no haya aglomeración de gente en las guardias de los hospitales. Y también está funcionando muy bien el centro de aislamiento Maristas, donde tenemos capacidad de aislamiento para 250 personas, donde llegamos a tener 70, aunque hoy menos. Y nos queda también Hebraica. Donde se nos empieza a hacer un cuello de botella más lógico es en el sistema hospitalario. Toda esa dinámica a nosotros nos pone como dos ejes fundamentales: primero darle la tranquilidad al pilarense que su esfuerzo está valiendo la pena, y todavía tenemos camas de internación para atender a los pacientes. Pero también somos conscientes que hubo un proceso de aceleramiento de ocupación de camas, no es lo mismo el porcentaje hace 20 días que el actual.

 

-¿Cómo ven la recepción de la gente a más de 100 días de iniciada la cuarentena?

-Cuando se explicó con datos, con estadísticas, con realidades, mostrando que las cosas son tal cual las veníamos planificando, la gente en su gran mayoría ha acatado las decisiones que hemos implementado. La gente está cansada, incómoda, este aislamiento perturba la dinámica diaria, pero la gran mayoría del pueblo de Pilar viene cumpliendo con las disposiciones que venimos implementando y eso nos da la pauta de lo que podría pasar a partir del miércoles.

 

-¿Cómo crees que va a operar el hecho de que los resultados de esta nueva cuarentena se van a ver en los próximos 15 días?

-Si hay mayor cantidad de casos la gente va a entender el por qué imponer una idea de mayor cuidado, responsabilidad y conciencia. Porque creo que es eso; nosotros lo planteamos como una nueva etapa, de absoluta conciencia. Es un buen momento para reflexionar algunas cosas que quizá quedaron un poco olvidadas: lavarse las manos, airear los espacios, minimizar las salidas, no hacer reuniones familiares que no tengan que ver con cuestiones necesarias. Esas cuestiones van a hacer a los resultados de esta nueva etapa.

 

-Mencionabas que Pilar está entre los municipios con menor cantidad de contagios cada 100.000 habitantes. Otro dato donde mide Pilar bien es en lo que tiene que ver con el contagio en el personal de salud (7,4%, por debajo de la media provincial del 8,2%). ¿Cómo trabajan en ese sentido?

 

-También hay que ser sinceros y la situación puede variar si entre todos no respetamos. Tenemos la tranquilidad de haber tomado medidas desde el primer día; el acompañamiento del sistema médico fue muy intenso, hicimos capacitaciones en el Pellegrini, no solo una vez, y a pedido de los trabajadores de salud las hicimos sectorizadas frente a las dinámicas de cada uno de los casos. Lo mismo hicimos con el personal de seguridad. Implementamos protocolos de cuidados, de insumos, para cada uno de los efectores de salud, para que a nadie le falte. También puede pasar que un enfermero o enfermera se contagie en su casa por fuera de lo que es el trabajo en un hospital o sala de atención primaria. Claro que puede haber variables que modifiquen eso, pero apuntamos que se reiteren hábitos que dan buenos resultados. Si eso se cambia, lógicamente el riesgo de que pasemos a otra fase existe.

 

-Pilar por ahora no tuvo grandes brotes, ¿dónde está la clave?

-Nunca estamos exentos de que pueda pasar, porque es parte de una responsabilidad comunitaria y de cada uno de respetar los protocolos que ya se conocen. Si hay un asado donde hay 25 personas, en un ámbito cerrado, donde el municipio no lo pueda detectar, probablemente tengamos otro  problema. Ante cada caso nosotros actuamos, toda persona que nos lama al 107, o a quien va a un centro de derivación o al Hospital, de inmediato implementamos un sistema de seguimiento de los vínculos estrechos, aislamiento en domicilio, sino tenemos a disposición Maristas. Si hay aislamiento domiciliario, hacemos acompañamiento alimentario a esa familia para que no tenga que ir ni siquiera al supermercado. Tomamos muchas medidas para acompañar cada caso positivo, porque sabemos que lamentablemente a cualquiera le puede tocar. Lejos de estigmatizar la situación, lo que buscamos es acompañar a la gente, que el Estado esté presente y minimice la posibilidad de expansión del virus. Un ejemplo claro fue lo de los geriátricos. Nos dimos una política pública muy intensa sobre el personal que trabaja en los geriátricos, incluso en algunos casos poniendo el transporte por parte del municipio para que los empleados no tengan que usar el público. Y un acompañamiento muy importante médico sobre las personas que están dentro de los geriátricos. Son decisiones que tomamos porque entendemos que están en línea con lo que plantemos siempre. Y en esta pandemia tan compleja, que no tiene una solución en el mundo, damos una pelea con todas las herramientas que tenemos. No estamos exentos de que la situación se modifique, pero sí tenemos la tranquilidad de atender cada caso. Realmente vimos y vemos todos los días que el pilarense hace un esfuerzo enorme, con lo que estamos muy agradecidos, y le pedimos que en esta nueva etapa que vamos a enfrentar que también lo hagamos con la mayor responsabilidad, porque es la forma en la que nos vamos a cuidar entre todos.

 

Te puede interesar Política

No Internet Connection