La medida también alcanza a EDESUR, e implica una multa de 55 millones de pesos, por no darle respuesta a casi 7 mil reclamos de clientes de ambas prestatarias. En Pilar, el cobro de "recupero de energía" se había traducido en boletas de hasta 220 mil pesos.

El ENRE estableció la medida tras cientos de quejas por boletas con valores altísimos que llegaban a vecinos, muchos de ellos de Pilar, donde incluso intervino la Defensoría del Pueblo.

El ombudsman local elevó resoluciones al Entre Regulador y a la empresa AySA, para que se normalice el suministro. Desde hace semanas hay quejas por falta de fluido o baja presión.

Los cargos se deben a "recupero de energía" al detectar la empresa inconsistencias en los consumos del usuario, y a lecturas "estimativas" y no reales de los medidores. La Defensoría del Pueblo pide a los vecinos que hagan el reclamo ante el organismo.

Te puede interesar Medio Ambiente

Estudio Castro
No Internet Connection