El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 31 Marzo 2020 17:32

Prorrogan hasta el viernes la preinscripción para el cobro de 10 mil pesos

El beneficio está destinado a trabajadores informales y monostributistas de las categorías A y B. Hay tiempo para anotarse en la web de la ANSES hasta el 3de abril inclusive.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) prorrogó hasta el viernes la preinscripción para percibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000, proceso que hasta este martes llevaba más de 9,5 millones de personas registradas, y ese mismo día comenzará a pagar el beneficio a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo (AUE).



Tras la masiva inscripción de ciudadanos para acceder al IFE y teniendo en cuenta la posibilidad de que aún haya interesados en concretar la preinscripción a través de la web de la Anses, el organismo prorrogó el plazo de solicitud a partir de las 0 del miércoles hasta las 23.59 del viernes 3 de abril, informó oficialmente.


Más de 9,5 millones de personas se preinscribieron en el registro hasta pasado el mediodía para acceder a los $10.000 del ingreso en el plazo inicial de cinco días que vence a la medianoche, dispuesto por el gobierno nacional para paliar el impacto económico derivado la pandemia de coronavirus.


Después de concretada esta preinscripción, el organismo que conduce Alejandro Vanoli llevará adelante un rápido relevamiento de datos de la información recibida de los solicitantes y, posteriormente, pedirá a éstos toda una serie de datos complementarios.


Cronograma de pagos


Al mismo tiempo, la Anses informó que los beneficiarios de Asignación Universal por Hijo y por Embarazo comenzarán a cobrar el viernes 3 de abril el Ingreso Familiar de Emergencia, con carácter excepcional.


A efectos de facilitar el cobro y evitar aglomeraciones que afecten negativamente la cuarentena vigente hasta el 13 de abril, los beneficiarios de AUH y AUE cuyos documentos de identidad terminen en los números 0, 1, 2 y 3 tendrán los 10.000 pesos acreditados en sus cuentas el viernes 3.


A partir del sábado 4 de abril y en el curso del fin de semana, la totalidad de los beneficiarios de AUH y AUE tendrán acreditados el importe en sus cuentas, por lo que podrán ir retirándolos a través de cajeros automáticos en el momento en que lo deseen a partir de su acreditación en esos dos días.


Aquellos beneficiarios que tuviesen algún inconveniente en el uso de los cajeros automáticos para realizar el cobro, tendrán la posibilidad de hacerlo en las sucursales bancarias que les correspondan.


En el caso de las personas cuyos DNI terminen en 4, 5 y 6 podrán cobrar en esas oficinas bancarias el lunes 6, mientras que los que tengan el documento finalizado en 7, 8 y 9 lo harán, en caso de necesidad, el martes 7.

 


Los requisitos


El IFE se otorgará a las personas que están desempleadas, trabajen de manera informal, sean monotributistas de las categorías A y B o, también, trabajadoras de casas particulares, así como a todos los beneficiarios de las asignaciones universales por hijo (AUH) y por embarazo (AUE).


Para que todas estas personas puedan acceder al IFE deben ser argentinos nativos o naturalizados, con una residencia legal en el país no inferior a dos años, y tener entre 18 y 65 años.


Asimismo, cualquiera que reúna estas condiciones sólo podrá acceder al IFE siempre que él o algún miembro de su grupo familiar no perciban ingresos provenientes de un trabajo en relación de dependencia público o privado; de ser monotributista de categoría C o superior o del régimen de autónomos.


Tampoco podrán percibir una prestación de desempleo; de jubilaciones, pensiones o retiros contributivos o no contributivos nacionales, provinciales o municipales; ni de planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales, a excepción de los de la AUH y AUE.


El IFE se abonará por única vez hacia el 15 de abril, si bien podrá ser prorrogado en caso de ser necesario.

Te puede interesar Economía

Estudio Castro
No Internet Connection