El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 11 Septiembre 2019 18:48

EDENOR detectó casi 100 conexiones clandestinas en comercios del centro

La prestataria inspeccionó locales de varios rubros, y se encontró con medidores adulterados o propietarios directamente “colgados” de la energía eléctrica. La semana pasada se habían detectado 20 casos en un country de Pilar.

EDENOR continúa con los controles de detección de fraude y robo de energía eléctrica en toda el área de concesión, incluida Pilar.

 

En ese contexto, la prestataria informó que se encontraron 94 fraudes con la energía eléctrica en distintos negocios del centro, como carnicerías, pollerías, centros médicos, pescaderías, o casas de ropas.

 

“Los rubros son variados, se trata de negocios de todo tipo, en donde se utilizaban también diferentes métodos para adulterar la medición del consumo eléctrico que hace el medidor, o directamente es gente que estaba colgada de la luz”, explicó a Pilar de Todos el vocero de EDENOR, Eduardo Mirabelli.

 

Los controles se hicieron el 27 de agosto, pero se dieron a conocer en las últimas horas. Y se suman a otros operativos llevados a cabo en el country La Lomada, la semana pasada, donde se hallaron 20 conexiones clandestinas, 19 de casas particulares 1 la restante correspondiente a un lugar en común.

 

“En el caso de los comercios, no se le cortó el suministro a ninguno, pero sí obviamente se procedió a readecuar la conexión para cesar el fraude o robo de electricidad. Lo que se hará ahora es contabilizar un mes de consumo ya con la instalación normalizada, y aplicar una multa equivalente a un año de ese consumo. Ese es el procedimiento desde lo administrativo, mientras que por otro lado se sigue la instancia penal, porque el robo de energía eléctrica es un delito de acción pública que prevé penas de hasta 6 meses de prisión”, añadió Mirabelli.

 

El vocero de EDENOR expuso que los niveles de fraude encontrados en Pilar son similares a los que se hallan en otras zonas en donde presta servicios la prestataria, e insistió en que el robo de energía, aunque “entendible en algunos casos”, es un delito.


“Uno puede entender a alguien que se cuelga de la luz en sectores muy postergados, de mucha vulnerabilidad social, pero eso no quita que sea un delito, siempre lo es. Pero el robo de la energía es algo que atraviesa a todos los sectores sociales, en donde parece que la norma es no pagar. Ocurrió en un country (por La Lomada) donde estaban nuestros operarios revisando conexiones clandestinas en casa con cocheras que tienen 2 o 3 autos importados”, concluyó el representante de EDENOR.

 

 

Te puede interesar Sociedad

Estudio Castro