Alumnas de escuela secundaria de Pilar donaron su pelo para pacientes oncológicos del Garrahan foto ilustrativa.
Martes, 14 Noviembre 2017 21:26

Alumnas de escuela secundaria de Pilar donaron su pelo para pacientes oncológicos del Garrahan

Se trata de un grupo de adolescentes de la ES N° 23 de Presidente Derqui. El cabello servirá para crear pelucas para niñas y niños en tratamiento. “Se sintió fantástico”, aseguró una de las jóvenes.

Por iniciativa propia, un grupo de compañeras de 3er. año de la Secundaria N° 23, “Rodolfo Walsh”, de Derqui, cortaron su pelo y lo donaron para futuras pelucas que podrán usar pacientes oncológicos que realizan su tratamiento en el Hospital Garrahan.


Las chicas, algunas con una cabellera larguísima, decidieron cortarse el cabello y aseguraron que “se sintió fantástico haberlo hecho para donarlo”, detalló Karina Noya, auxiliar en la Secretaría de la escuela.
“Para una adolescente su cabello es lo más, y cortárselo es un acción muy generosa. Una de las alumnas me contó que se había informado, lo había pensado y que la experiencia de cortarse el cabello fue rara pero que se sentía fantástica”, agregó la auxiliar a Pilar de Todos.


Si bien, son varias las chicas que se sumaron a la iniciativa, solo una accedió a hablar en la escuela porque, aseguran, “no quieren hacer bandera” de una acción que debe ser tomada como natural.
Para las jóvenes, tener una mirada sensible hacia los demás no debería ser destacable. Por eso, a pesar del pedido del director del establecimiento, Ángel Grattone para contar su historia frente a la escuela, las chicas dijeron que no.


“Quería darles una distinción pero no quieren, lo hacen de manera voluntaria y no es que tienen un familiar o paciente cercano. Igualmente es digno de mencionar, este gesto desinteresado en el prójimo”, aseguró el director.


Grattone contó además, que visita regularmente el hospital Garrahan y cuando se enteró de la donación de las alumnas, se emocionó hasta las lágrimas. “Esta acción va en contra del prejuicio de que la escuela pública no forma en valores, y que los jóvenes están perdidos. Como vemos no es así”, finalizó.

 

Comunidad solidaria
La secundaria N° 23 funciona en el mismo edificio de la primaria N° 37, que hace tres años se convirtió en una sede de donación de sangre para el Hospital Garrahan. La campaña la organiza la familia de Santiago Bonomi, alumno de esa escuela que fue diagnosticado en 2015 con Linfoma No Hodkin Linfoblástico y este año terminó su tratamiento.

Te puede interesar Salud

Diego Vivas