Miércoles, 12 Mayo 2021 22:24

Reclaman que se anule el sistema de fotomultas en Pilar

Actualmente rige un mecanismo fruto de un acuerdo en 2017 entre la Comuna, la UTN y empresas del sector, próximo a vencer. Referente de la UCD reclama al actual gobierno que no se renueve, ya que "el fin es recaudatorio y no de mejorar la seguridad vial".

El referente de la UCD de Pilar y dirigente opositor Eduardo Bisognin presentó formalmente un proyecto de ordenanza por medio del cual se solicita que no se avance en la renovación del sistema de fotomultas en Pilar.

 

El sistema funciona en el distrito desde 2017, tras un acuerdo entre la Comuna, la UTN y empresas del sector de equipos cinemómetros. Ese acuerdo tenía una vigencia de 4 años, es decir que vence a fines de mayo de este año.

“Los considerandos de la ordenanza dicen, por ejemplo, que son los jóvenes quienes más accidentes tienen, ¡entonces que se fijen bien a quién le dan la licencia! Además, agregan que  los siniestros se generan, en un 54%, de noche. ¿Por qué no ponen más luces o hacen controles de alcoholemia? Todo eso derivó en la firma de un acuerdo que tiene por fin recaudar y no incrementar la seguridad vial”, expuso Bisognin en diálogo con Pilar de Todos.

 

“El acuerdo entre Pilar, la UTN, que a su vez trabaja con las empresas del sector, vence en las próximas semanas, ya que tenía vigencia de 4 años. Lo que estoy pidiendo es que no se renueve, que se dé por concluido”, añadió.

 

Otro aspecto que cuestionó Bisognin, y que de hecho encendió la sesión del Concejo Deliberante en donde se aprobó la medida, es el porcentaje del monto de las multas que se destinan a Pilar, la Provincia de Buenos Aires y la UTN.

 

“El convenio dice que el 20% va a la Provincia, el 30% queda en el Municipio, el 40% va a la UTN por prestación de servicios, y otro 10% extra también va a la Universidad, que a su vez tiene acuerdos con empresas del sector bajo la cámara CECAITRA, para amortizar el pago de los equipos”, aunque prevé además otros mecanismos, como 50% a la Municipalidad y 50% a la Provincia, cuando las multas se hayan realizado por agentes locales en áreas urbanas.

 

“No hay estadísticas que demuestren cómo incidieron las fotomultas en reducir los accidentes. Y tampoco hay datos si se cumplió con la inversión del 50% del dinero que recibe la Comuna en mejoras viales, como señalización o construcción de reductores de velocidad según lo establece una ordenanza de 2015 (del edil Adrián Maciel). Todo este mecanismo es un negocio, tiene un fin recaudatorio y no de seguridad vial. Por eso es momento oportuno para no avanzar en la renovación del convenio”, cerró Bisognin, quien en la jornada entregó el proyecto en el Concejo Deliberante.

Te puede interesar Política

No Internet Connection