Lunes, 26 Abril 2021 20:54

Vecinos denuncian que son víctimas de sucesivos robos de cables de energía eléctrica

Son de La Lonja y ya sufrieron al menos cinco episodios donde delincuentes los dejan a oscuras y expuestos a peligros. Con el suministro cortado, deben llamar a Edenor para que les restablezca el servicio. Los hechos fueron denunciados en el destacamento y en el 147 del Municipio.

Vecinos de un barrio denuncian que vienen siendo víctimas de sucesivos robos de cables del tendido de la energía eléctrica.

 

Las sustracciones ocurren en la localidad de La Lonja, donde la zona más afectada está ubicada en la intersección de las calles Bouchard y Saraví, aunque también se registraron a la altura de la calle Chile.

 

Allí, desde hace poco menos de un mes, los habitantes ya sufrieron al menos cinco episodios - el último de ellos, este lunes por la tarde -, creen, perpetrados «por una organización» que después de robar grandes extensiones de cables comercializan el cobre que los elementos contienen en su interior.

 

En contacto con Pilar de Todos, una de las damnificadas, María Alejandra Palacio, relató que el robo de los cables, claramente los deja sin el suministro, pero también desprotegidos ya que en cada oportunidad son varias las horas que deben permanecer a oscuras, a la espera de que la prestadora, Edenor, llegue con las cuadrillas para restablecer el servicio.

 

«El primer robo sucedió el 29 de marzo, pero creímos que quizás algún camión que se dirigía a un barrio que está en construcción había enganchado el tendido. No fue así, porque los robos continuaron el 12 de abril, el 14, el 16 y hoy, lunes», relató la mujer quien indicó que la situación ya fue denunciada, el pasado 17 de abril, en el Destacamento policial y en el 147 del Municipio de Pilar.

 

En el barrio, y con el afán de intentar dar con el o los responsables de los robos, los vecinos pidieron colaboración a un hombre que presta servicios de seguridad. «Apenas el hombre se retiró a almorzar, sucedió el robo por lo que entendemos que se trata de gente de la zona que nos tiene permanentemente vigilados», resaltó Palacio.

 

«Hemos armado un grupo de WhatsApp para mantenernos en contacto entre los vecinos. Estamos asustados, nos sentimos observados todo el tiempo», se lamentó la mujer quien también denunció los peligros a los que quedan expuestos una vez que los cables son extraídos. «Los cables quedan colgando con electricidad», advirtió.

 

«Los ciudadanos nos sentimos avasallados por delincuentes, absolutamente inermes ante el abandono de las autoridades municipales y policiales, habiendo tenido que afectar nuestras maltratadas economías familiares en la contratación de vigilancia privada y la coordinación comunitaria en pro de la seguridad mediante el chat de whatsapp que conformamos quienes integramos este universo”, lamentaron los vecinos en una carta que redactaron con el fin de ser escuchados.

Te puede interesar Policiales

No Internet Connection