El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 11 Marzo 2020 22:28

Retomarán la construcción de un polémico country a la vera del Río Luján

Se trata del ex Verazul, que ahora cambió de nombre. El iniciador del proyecto quedó involucrado en una mega estafa, por lo que los compradores de los terrenos decidieron avanzar ellos en el emprendimiento.

El proyecto del country Verazul, a erigirse a la vera del Río Luján, generó un fuerte malestar en ambientalistas, quienes, en 2014 y 2015, denunciaban la invasión y depredación de humedales.

 

A erigirse a la vera del Río, sobre unas 320 hectáreas, según el proyecto original, el emprendimiento quedó en medio de una disputa judicial cuando el dueño de la iniciativa, Enrique Blaksley, fue acusado de una mega estafa con su empresa Hope Funds.

 

Blaksley, actualmente detenido en Ezeiza desde 2016 por haber engañado a unos 2200 ahorristas con contratos mutuos que prometían retornos en dólares del 12% anual, llegó a vender unos 540 lotes del futuro barrio, ubicado en una zona de tosqueras abandonadas en Villa Rosa.

 

Los dueños de esos lotes, tras meses de averiguaciones, constataron que los predios no estaban inhibidos o trabados judicialmente, estaban bajo la figura de un fideicomiso, por lo que conformaron un consorcio de cooperación y rebautizaron el country: Blü - Comunidad del lago.

 

Según reveló el diario La Nación, los lotes remanentes comenzarán a ser vendidos en abril o mayo de este año, aunque el proyecto original sufrió modificaciones y tendrá “el menor impacto” desde lo ambiental.

 

Según el abogado responsable de la reactivación del ahora llamado Blü - Comunidad del lago, Blaksley había recaudado alrededor de US$30 millones en ventas, dineros que habrían sido desviados a Hope Funds.

 

El master plan, incluso, fue rediseñado. Se cedieron 15 hectáreas para reserva ambiental, y se redujeron los lotes, de 911 a 650, terrenos que miden entre 700 y 5000 metros cuadrados, con un valor que oscila entre los US$80 por metro cuadrado (si es perimetral) y los US$450 por metro cuadrado (en el caso de las chacras y predios cercanos a la laguna.

"El proyecto tiene una densidad poblacional tres veces menor a la permitida según las normas de ordenamiento territorial vigentes ya que esa fue la voluntad general de los fiduciantes, que siempre pensaron en un barrio muy integrado con lo natural y con el menor impacto posible", agregó Silva a La Nación.

Desde la ONG SOS Delta, en tanto, volvieron a la carga en contra del ahora ex Verazul, al señalar que se trata de un “emprendimiento criminal” por afectar “el valle de inundación del Río Luján”.

Te puede interesar Medio Ambiente

Estudio Castro
No Internet Connection