Imprimir esta página
El OPDS instalará "guardias permanentes" para controlar a las termoeléctricas
Lunes, 31 Diciembre 2018 18:37

El OPDS instalará "guardias permanentes" para controlar a las termoeléctricas

Tras varios meses de fuertes reclamos y decenas de avisos, la cartera ambiental de la provincia informó a los vecinos que finalmente habrá controles para registrar los ruidos molestos que se vienen denunciando desde agosto.

Tras largos e insoportables meses de molestias a los vecinos, plagados de cientos de quejas y reclamos, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) intervendrá ante las polémicas termoeléctricas de Villa Rosa.

Según informaron desde la cartera ecológica a habitantes de la zona, se está analizando colocar una "guardia permanente" para poder detectar una de las cuestiones que más malestar genera: los ruidos molestos.

Estos empezaron el 8 de agosto, y pese a los incesantes pedidos de los vecinos, quienes llegaron a denunciar que los vidrios de las casas además vibran y han registrado niveles sonoros superiores a los 85 decibeles, las plantas no fueron clausuradas.

APR Energy y Araucaria, ambas instaladas en 2017 en cercanías a áreas residenciales y tras un controversial cambio de zonificación que realizó la mayoría del Concejo Deliberante, aún no tendrían habilitación municipal para funcionar, pese a que ya están vendiendo la energía que producen. Desde las empresas le informaron a la Comuna que se prenden a modo de prueba para, entre otras cosas, determinar qué niveles de ruido generan y en consecuencia aplicar un plan de reducción de sonidos.

Sin embargo, pese a que los testeos iban a durar solo 2 meses, estos se extendieron más de la cuenta y los vecinos señalan que las firmas solo colocaron en una de las empresas "containers pintados de verde" para frenar los ruidos, además de plantar "arbolitos" que, por su tamaño, no podrían cumplir la función de barrera forestal para los que fueron colocados, al menos hasta que crezcan.

Ahora, según le dijeron a vecinos vía mail desde el área de Fiscalización, el OPDS se justificó: "En las dos últimas inspecciones del organismo, en una no estaban funcionando (las plantas) y en la otra se encontraban realizando pruebas; por lo que no estaban en pleno funcionamiento", señalaron desde el organismo.

"Ante los reiterados reclamos, desde Fiscalización están viendo la forma de implementar una guardia permanente para de esa manera poder realizar las mediciones con las plantas en pleno funcionamiento", añadieron vía mail, donde también dejaron explicitado que aún no tienen número de reclamo, uno de los puntos que más malestar enciende en los vecinos.

En contacto con Pilar de Todos, Erica Hahn, titular de la ONG Ambientalistas Autoconvocados, expuso que la medida es rechazada por los vecinos, y añadió que este tipo de maniobras no hacen más que ratificar lo que ellos ya venían manifestando: la imposibilidad que tienen las plantas de funcionar allí.

"Los vecinos no quieren controles fijos, sino que las plantas se vayan a otro lado, no en medio de áreas residenciales. El OPDS ha ido a controlar ruidos sin decibelímetro. ¿Quién asegura que los controles van a ser reales?", se preguntó Hahn.

"Esto que está queriendo hacer el OPDS ya había sido propuesto por el Municipio. Pero no queremos puestos fijos, sino que las plantas se vayan", insistió.

 

SEGUÍ LEYENDO: