Imprimir esta página
Termoeléctricas: Insisten en que el OPDS y el Municipio no hacen “nada” para frenar los ruidos molestos
Sábado, 10 Agosto 2019 16:11

Termoeléctricas: Insisten en que el OPDS y el Municipio no hacen “nada” para frenar los ruidos molestos

Desde la ONG 1810 midieron 77 db de sonido por la noche, cuando el máximo permitido en esa franja horaria es de 35 db. La Justicia pidió informes al organismo ambiental y a la Comuna.

Vecinos de Villa Rosa insisten en que los ruidos molestos que generan las termoeléctricas continúan, y denuncian que tanto la Comuna como el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) no hacen “nada” para frenar la situación.

 

En contacto con Pilar de Todos, Raúl Regis, titular de la ONG 1810 Vecinos Unidos por Pilar, una de las entidades que denunció a las empresas Araucaria Energy y APR Energy, sostuvo que los sonidos que generan las turbinas de las firmas, sobre todo Araucaria, no se han mitigado, pese a las promesas de los organismos y los supuestos planes de adecuación.

 

Y más en el contexto de una paradójica clausura que pende sobre Araucaria, que pese a tener esa medida en su contra al mismo tiempo fue autorizada a inyectar energía a la red. Desde la Comuna en su momento habían señalado a Pilar de Todos que ese permiso se debía a que se debían hacer mediciones de ruido, pero también a un pedido de CAMESA ante la necesidad de inyectar electricidad a la red.

 

“El lunes pasado medimos el nivel de ruidos y dio 77 db a las 22 horas, cuando no puede dar más de 35 db. La medición se hizo desde el barrio Pilares, ubicado a unos 400 metros de Araucaria, y se realizó con equipos homologados. Además, cada vez que denunciamos el nivel de ruidos, los inspectores del OPDS vienen sin los equipos. Y otra cosa extraña es que cada vez que nos contactamos con el OPDS para advertir el ruido, los motores se apagan, lo que queda en claro que hay convivencia entre ellos y ya no tenemos dónde reclamar”, cuestionó Regis, quien indicó que es “bochornoso” que pese a que la firma está clausurada desde Provincia se otorguen permisos “precarios” para que puedan funcionar por determinado tiempo.


Los ruidos son solo algunos de los problemas. Pese a que las empresas siempre sostuvieron lo contrario, vecinos temen por el uso intensivo del agua de pozo, los gases que se amanan fruto de la combustión del gasoil (aunque generalmente funcionan a gas natural), y la acumulación en un mismo predio de millones de litros de combustible, gas y tendidos de alta y media tensión.

 

1810, además, es una de las organizaciones que denunció a las firmas ante la Justicia. En ese contexto, Regis informó que se reunieron en la Suprema Corte de Justicia con el Secretario de Medio Ambiente, el recurso de queja fue evaluado y aceptado, pero fue elevado a la Procuración, hace 2 meses, desde donde se espera que se expida. Además, Regis agregó que la Cámara de Apelaciones de San Martín pidió informes al OPDS y al Municipio respecto a la situación de las termoeléctricas, como habilitaciones, controles realizados y estudios de impacto ambiental.

 

Candidatos

Por otro lado, Regis instó a los candidatos a intendente de Pilar a que se expidan públicamente sobre la situación de las termoeléctricas, y digan si estarían a favor de erradicarlas de la zona donde están actualmente para moverlas a áreas industriales.

 

“Se comunicó con nosotros (Federico) Achával (del Frente de Todos), quien nos dijo que está a favor de moverlas. Pero creemos que debería tomar un protagonismo más fuerte y hacer púbica su postura. Presentaron un pedido de interpelación a Ducoté donde está el tema de las termoeléctricas, pero necesitamos un compromiso mayor públicamente”, reforzó.

 

“También tuvimos contacto con Adrián Paván, de Juntos por Pilar, aunque nos dijo que el tema estaba muy judicializado, por lo que nos dio la sensación que poco podría hacer”, agregó.

 

El referente de la ONG, además, reveló que mantuvieron dos encuentros con el intendente Nicolás Ducoté, pero pese a que en principio parecería haber “predisposición para trabajar en conjunto”, no se pudo avanzar.

 

“Ducoté nos dijo que si bien no estaba convencido de erradicarlas, sí quería trabajar con nosotros. Tuvimos una reunión con el CEO de Araucaria que no sirvió de nada, ya que todo sigue igual. Pero Ducoté dejó además de atendernos el teléfono. Hicimos 2 reuniones con el intendente, le pedimos cosas sencillas, pero hace 1 mes que no nos atendió más; se ve que en el eslogan ese de 'Juntos' no estamos incluidos nosotros. El intendente le miente a los vecinos diciéndoles que está trabajando con nosotros, pero eso no es verdad. Además, Ducoté dijo en una entrevista con ustedes, donde le preguntan si responde más al poder central que a los vecinos, y en este caso es así, ya que dijo que en lo de las termoeléctricas tenía que 'aguantar los trapos' por Macri y Aranguren. Si las empresas están acá, es por él, porque fue quien autorizó el cambio de zonificación a instancias del Conejo Deliberante. Y tanto la Comuna como el OPDS no hacen nada. El intendente incluso nos prometió que le iba a mandar una cata documento a CAMESA para que le digan si ellos pedían que Araucaria funcione, pero no sabemos qué pasó”, concluyó Regis.

 

Inversores chinos

Regis también se mostró preocupado ante la posibilidad de que inversores chinos adquieran el 50% de Araucaria por unos 600 millones de dólares, según trascendió.

Entiende que primero la firma debería resolver su situación actual y trasladarse a áreas industriales alejadas de zonas urbanas.